“La vida y yo vivimos un agridulce romance; por momentos la llevo yo a ella y en otros… me arrastra ella a mí…”

Hace poco, hice un comentario a una amiga en un grupo de ‘íntimas’ y ese comentario digamos que cayó en gracia. Era un mal día para mí ya que diversos acontecimientos  habían contribuido a dejarme bastante flop. Aún así, yo, con mi caracter luchador, no quería presentarme como derrotada totalmente.

Hoy me apetece hacer una historia gráfica de esa frase y dedicársela a mi hermano a quien esa frase describe perfectamente en estos últimos meses. La frasecita en cuestión era;

“La vida y yo vivimos un agridulce romance; por momentos la llevo yo a ella y en otros… me arrastra ella a mi…”

En imágenes algo así:

Hay días en los que una desearía hacer esto con mi vida

¡¡Y tirarla a la papelera!!

Pero… en vez de ello, nuestro fuero interno nos dice que ¡No!.

Debemos seguir e intentar cambiar el rumbo de las cosas aunque, de primeras, se nos antoje como algo imposible…

Unas veces plantándola cara, otras cambiando el rumbo ‘aparentemente irrevocable’ de los acontecimientos y, otras, simplemente poniéndonos ‘bravos’ y ¡¡tirando de ella hacia adelante!!

Sea como fuere…lo cierto es que todos/as articulamos los recursos que podemos y tenemos para automotivarnos y seguir hacia adelante

¡¡NO HAY OTRA!!

(engañemos a esta vida cabezona que, en ocasiones, no quiere avanzar…)

Ane 2012

Anuncios