24 de Octubre

 


Un tembloroso ser,
cargado de miedo y pasión
extiende su mano al frente,
tímidamente, rozando…
palpando… acariciando
casi con dolor…
acerca su rostro al de ella y…

Cerrado el entorno que los envuelve

Cerrada la sinrazón que los movió

Cerrados quedaron los besos

Y, el desgarrado sentimiento

que de aquel momento fluyó.

 



Anuncios