8M: MUJER “SUS LABORES”

¿Realmente son 'Sus labores'?

Soy mujer y soy trabajadora. Hoy, según el calendario es ‘mi día’, día en el que se honra y se reconoce de una manera especial el papel y el esfuerzo que realizamos millones y millones de mujeres en el mundo.

Soy mujer y soy trabajadora, sí, pero si bien el primer término simplemente hace referencia a mi género y no debiera connotar ni denotar nada más allá…el hecho de serlo y además trabajadora le añade un plus de suerte y felicidad en los tiempos en los que vivimos. ¿¡Soy afortunada!?

La crisis afecta a nivel mundial, las empresas invierten casi más recursos y tiempos en analizar costes salariales, en estudios de optimización, en auditorias y consecución de ‘sellos de calidad’ varios que en apostar por sus equipos;  formándolos e implicándolos en los objetivos de la empresa.

Las mujeres somos, dentro de ese colectivo de trabajadores, quizás las más susceptibles a no pasar esos análisis de optimización de costes.

Existe el mito, incluso en algunos casos acompañados de sesudos análisis y estudios estadísticos de que a la mujer trabajadora acompaña siempre un nivel de absentismo laboral mayor que el de los hombres, lo cual no lleva, ni con mucho, parejo el que su rendimiento en el trabajo sea inferior sino más bien todo lo contrario. Trabajamos duro, estamos acostumbradas, paradójicamente, a aplicar esas optimizaciones de tiempos y recursos a nuestro devenir cotidiano, priorizamos con mayor celeridad y establecemos rápidamente un mecanismo de acción-reacción que en muchos hombres cuesta ‘arrancar’.

Puede, quizás, en algunos casos, en los que al hecho de ser mujer le acompañe el hecho de tener una salud más delicada –como ocurre con muchos hombres también-, y/o además el hecho de ser madre y que ello conlleve el que, durante un periodo de tu vida, debas de compatibilizar aún más temas diariamente. Pero, de ello no se debe inferir directamente que esa sea razón para apartarnos del liderazgo en las empresas, de excluirnos de los planes de incentivación ni tampoco motivo para prescindir de nuestros aportes sólo por el hecho de ser mujeres y ser madres y además, oiga usted, tener la suerte de ser trabajadoras.

Hoy es mi día, sí, hoy 8 de Marzo se honra a la mujer trabajadora. Hoy, más que nunca, quiero honrar a las mujeres de mi vida, a esas que hicieron de mi la mujer que hoy soy. A ellas, que con su buen hacer diario, con su espíritu de lucha, me mostraron que no debo buscar el reconocimiento fuera, que el mayor reconocimientos que existe es el de sentirse satisfecha con un trabajo bien realizado.

Ellas que, trabajando fuera y dentro de la casa, jamás tuvieron un reconocimiento oficial porque sus desempeños profesionales no merecían siquiera tener la consideración de trabajos, ellas que, independientemente de que sus hijos pasaran malas noches, de que tuvieran fiebre o de que estuvieran agotadas, día a día mostraban la mejor de sus sonrisas al mundo y eran empáticas y sociables con sus vecinas, con sus amigas, con sus familiares e incluso con los comerciantes de la zona, creando así una red de contactos que ¡ya quisieran para sí los mejores de los comerciales! (y eso sin apoyo de campañas publicitarias, ni de una marca poderosa detrás que las respaldara, simplemente siendo ellas mismas).

Ellas que, sin quererlo, te realizaban una terapia de grupo entorno a la cocina, con un par de bocadillos de mantequilla y azúcar levantaban el ánimo de todo el equipo familiar, ellas que sí que sabían hacer una auditoría rapidísima a la economía familiar, diversificaban inversiones, reducían costes de producción (aún a costa de mayor trabajo para ellas, las directivas, nunca a costa de los ‘últimos de la fila’), ellas que ante un conflicto familiar o vecinal rapidísimamente y, casi sin parecer que lo hicieran, desplegaban toda una batería de recursos de mediación y gestionaban el conflicto, así, casi como sin querer oiga…

Sí, hoy es mi día, mujer y trabajadora pero…quiero dedicárselo a ellas que jamás tuvieron ese reconocimiento de trabajadoras, ni cobraron o cobrarán una jubilación por ello, ni recibirán un obsequio de su empresa por llevar toda una vida de dedicación. A ellas que siempre y sin complejos rellenaban cualquier formulario con un escueto pero profundísimo “Profesión: SUS LABORES”… ¿Se puede ser más eficiente?

A ellas y por ellas ¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MUJER!!!

Ane2011

Anuncios