Estancamiento

Hace ya más de dos meses de mi última entrada en este espacio. Entonces cantaba a mi madre, a esa mujer mágica que no sólo me dió la vida si no que siempre ha estado ahí; apoyando, tirando de todo y todos y sobre todo de mi aita.

Aita…; estos dos meses duros me han sumido en un inmovilismo mental total.


El pasado día 16 el angel de la muerte segó su vida. Sin esperarlo, sin anunciarse. Llegó un fin de semana esperado, un fin de semana en el que me había propuesto revitalizar mi pareja con aquello de San Valentín y… llegó el angel negro a llevarme a alguien muy muy especial e importante en mi vida: mi padre.


16 de Febrero. Fecha  marcada a fuego en mi corazón, quien desde entonces no deja de ”llorar lágrimas de sangre”. Orfandad tatuada en el alma. Cristales de soledad somatizando el dolor por mis venas. No puede ser. No puede habérselo llevado. Por qué. Por qué a él, por qué ahora, por qué….Explicaciones siempre exijidas y jamás respondidas, rabia, soledad, angustia vital.
 

 

Quieroescribir, pero no puedo. Todo se ve mediatizado por ese hecho. Quiero salir y tengo que salir pero, de momento, estoy en el proceso. Lo único que he podido
escribir han sido sus despedidas:
 

 


 


(Recordatorio de aita)

 

Popo…
Te nos vas pero te quedas
Marchas pero permaneces
Sangre de tu sangre somos
Y honor a tu nombre haremos.
 
El silencio te acompaño en la vida
El recuerdo te acompañará en tu muerte
En nosotros dejas depositado tu esfuerzo,
Todo tu amor y tu tiempo.

No lloramos porque te has ido,

Sonreímos por haberte tenido.

                                                Ane 2010

Anuncios

2 comentarios en “Estancamiento

  1. He empezado por esta entrada… y sinceramente Ane, no se si voy a poder resistir leer todo lo que tengo delante de un tirón y sin que la emoción empañe mis ojos.No puedo valorar lo escrito, ni juzgar su mensaje, por que no estoy capacitado para ello. Lo que si puedo decir que algo así solo sale del amor puro, y del dolor incrustrado.

  2. Dolor, sí lo hay, y tiene que haberlo, como bien me dijo el otro día mi amiga Arantza… "el Amor que él nos dió… bien merece ese paisaje no…" pues sí… indudablemente ha de existir dolor, mucho dolor porque hubo mucho amor….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s