Despedida de un yerno

 

(Escrito de mi marido Oskar a mi aita en su despedida)

POPO

Podré verle cuando quiera; cómo era y cómo fue,

Podré hablar con él cuando quiera y donde quiera

pero sé que él no me responderá,

sé que no podré sentir su voz ni el roce de su piel,

sé  muy bien
que él siempre va estar a mi lado

pero el abrazo será al vacío que dejó en mi,

un gran vacío que, poco a poco, se irá llenando

de todos esos recuerdos que juntos pasamos.

Mis lágrimas son amargas, muy amargas

Mi mirada intenta buscarle, mi cuerpo

inquietante espera que aparezca;

como cuando se pierde un niño

pero mi mente me dice que no

Quisiera darte las gracias

por todo lo que fuiste conmigo

como aquel padre que nunca conocí

pero cuyo espacio tú muy bien supiste ocupar

sin ningún esfuerzo, como una brisa de aire.

¡¡¡Gracias por todo POPO!!!

Oskar 2010

 

Anuncios

2 comentarios en “Despedida de un yerno

  1. Oskar, compañero, sabes, los primeros días intenté inculcar en Ane una idea… "Que nadie muere mientras se le recuerda". Y es verdad. Es así. Recordarle siempre que fue, y disfrutar de los recuerdos, reir con los recuerdos…y lo sentireis mas cercano que nunca.Un abrazo.

  2. Hopes.. en enero escribía y decía: "Que el dolor se hace sólo fuerteAllí donde el sol no llega a prender…" . GRACIAS POR INTENTAR SUPLIR ESE SOL EN NUESTROS DÍAS….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s