LAS MANOS DEL CRISTAL

LAS MANOS DEL CRISTAL

Las manos de mi abuela…

Desde siempre han estado ahí

Para arrullarme, para arroparme

Para, del miedo, hacerme olvidar.


Esas manos bellas…, femeninas por demás

Desde antaño, objeto de mi admiración

Pues incluso, en la pobreza, ella sabía adornar.


Manos abiertas a todos siempre,

Fueron admiradas por su bondad

Por sus cuidados varios, pero, sobre todo,

Por su grandiosa generosidad.


De las manos de mi abuela

Todo el mundo recibió;

El desconocido, el amigo,

El rudo, el fuerte el hosco

El vecino o el familiar,

El pudiente y el mendigo…

Ya que a todos sabe llegar.


Desde mi más tierna infancia

Esas manos estuvieron ahí;

Con  ellas templaba mi frio,

Con ellas gusta de acariciar,

Con ellas, en los momentos duros

Supo, mi abuela, mis lágrimas secar.


Esas manos …, las de mi abuela

Que todo mal saben curar,

Con su tersura y suavidad

Con su paciencia y sabiduría…

¡Ningún dolor prevalecerá!

Esas manos bellas…las de mi abuela

Que yo hubiera gustado heredar;

Son únicas, son suyas, no se pueden imitar…

Ya que a esas manos bellas acompaña

¡Un bello corazón de cristal!


Cristal limpio y transparente

Forjado con el ‘soplo’ de cada ser.

Seres que supo cuidar con mimo

Hasta llegar a su ancianidad.


Hoy, desde mi adultez, admiro ese ‘Cristal’

Quisiera, entre algodones, mimarlo

Y, que no rompiera jamás.

Más, las manos de mi abuela

Me mostraron esta lección magistral;

“Hija, cuida y mima el cristal,

Límpialo con vehemencia y cariño

Pero sabiendo siempre su final:

Que por mucho que lo mimes

Un día se rayará

Y, quizás y sin quererlo,

En tus manos estallará”.


Las manos de mi abuela

Signos de femeneidad

Aún desde sus “noventa”

Mis angustias saben calmar

Las manos de mi abuela

Siempre me acompañarán….


Ane09

Anuncios

3 comentarios en “LAS MANOS DEL CRISTAL

  1. Pingback: TOCA VALORAR « Splash vive en Matrix
    • Gracias Celia…Se lo escribí hace ya tres años pero cobra un sentido especial en su ausencia. Duro.. muy duro todo lo que siento ahora. Quiero y debo sacarlo. Y lo haré. Pero de momento…soy DOLOR…con aceptación, sabiendo que vivió y murió querida y acompañada…pero viviendo el dolor de su ausencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s